El oficialismo volvió a su tradicional iniciativa de campaña. No estuvo el Presidente pero sí Vidal, que se mostró en San Martín, un municipio que quieren ganar.A un año y medio de las elecciones presidenciales y con varios frentes abiertos, el oficialismo reflotó este sábado a la mañana una de sus herramientas de marketing político para el contacto con la ciudadanía: el timbreo. Fue el primero del año y tiene como condimento que el PRO ya habla de la reelección tanto del presidente Mauricio Macri, como de la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Con un especial énfasis en la Provincia de Buenos Aires y sin la participación del Presidente, los principales funcionariosrecorrieron los distritos del Conurbano que el año que viene intentarán pintar de amarillo.

La gobernadora encabezó el timbreo junto al ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, Santiago López Medrano.

Caminaron por la calle Rawson en el Barrio Chilavert, en el partido de San Martín. Ahí, una vecina salió a recibirla con un recorte de una entrevista

En ese distrito el jefe comunal es el peronista Gabriel Katopodis, y en el Gobierno le insisten a López Medrano para que el año que viene compita por la Intendencia.

Para marcar la agenda en las redes sociales, el lema fue #CambiandoJuntos acompañado de #TimbreoNacional.

En el GBA otro de los distritos apuntados para el año próximo es Avellaneda, donde gobierna el cristinista Jorge Ferraresi.

En Cambiemos aseguran que la candidata en 2019 será Gladys González y la actual senadora lideró el timbreo en Wilde junto a los diputados nacionales Waldo Wolff y Fernando Iglesias; su esposo y presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Manuel Mosca, y el ministro provincial de Infraestructura, Roberto Gigante.Mientras que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se mostró junto al diputado nacional Ezequiel Fernández Langan en un distrito propio como Pilar, gobernado por Nicolás Ducoté, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue hasta Escobar, donde manda el peronista Ariel Sujarchuk.A su vez, Fabián Perechodnik, ministro de Asuntos Públicos de la Provincia recorrió Berazategui, en el sur del GBA, donde el año pasado fue el armador de Cambiemos.

Mientras no llega a un acuerdo con los docentes en la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, director general de Cultura y Educación de la Provincia, caminó por Esteban Echeverría con Evert Van Tooren, concejal desde diciembre y candidato para el año que viene.

Jorge Elustondo, ministro provincial de Ciencia, Tecnología e Innovación, pisó San Antonio de Areco, tierras del kirchnerista Francisco «Paco» Durañona.

Por otro lado, quienes encabezaron las listas a concejales el año pasado, guiaron el timbreo en sus distritos.

Pablo Alanís en Florencio Varela y Ezequiel Pazos en José C. Paz. En Hurlingham, el referente Lucas Delfino timbreó acompañado de Javier Mac Allister, secretario de Deportes de la Nación, y al subsecretario de Juventud, Pedro Reboredo.Segundo Cernadas, concejal en Tigre, recorrió General Pacheco con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación.Además, los jefes comunales de Cambiemos timbrearon en sus propios distritos, como Martiniano Molina en Quilmes.

La actividad abarcó el resto de las provincias. El diputado José Cano la encabezó en Tucumán, Héctor Baldassi en Córdoba y el ex ministro de Defensa, Julio Martínez, en Vichigasta, La Rioja.

En Paraná, Entre Ríos, al senador Alfredo De Angeli timbreó con el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.