La decisión del Ministerio de Seguridad de la provincia buscó agilizar el tránsito desviando a los automovilistas por Ruta 11, a la altura de Esquina de Crotto. La Cámara de Comercio de Dolores, con el apoyo del intendente Etchevarren, pidió formalmente que se revea la medida para los próximos fines de semana largos.

La Cámara de Comercio de Dolores presentó una nota ante el Ministerio de Seguridad de la provincia a través de la cual manifestó su disconformidad a raíz del desvío del tránsito por la Ruta 11 que dicho organismo dictaminó durante el regreso de turistas tras el fin de semana largo de Semana Santa.
Según indica la Cámara de Comercio esta decisión impidió que miles de turistas pasen por el tradicional corredor gastronómico de la Ruta 63.

En la nota dirigida al Ministro de Seguridad, Sergio Berni, se hace hincapié en la preocupación ante la decisión de que un gran porcentaje de automovilistas, a la altura de Esquina de Crotto, fueran direccionados para que continúen su viaje por la Ruta 11, rumbo a Pipinas.

Esto hizo que disminuya la circulación por la Ruta 63 en su trayecto hacia la Ruta 2, perjudicando a todos los comerciantes linderos a dicho camino. Así, según la Cámara de Comercio de Dolores se vieron afectadas -directa e indirectamente- más de 2.000 familias, entre trabajadores y proveedores.

«Venimos de atravesar la pandemia de COVID-19, que destruyó la economía en general, y ahora necesitamos la reactivación de la misma, por lo que pedimos que se revea esta situación para los próximos fines de semana largos y vacaciones«, expresó la carta que lleva también la firma del intendente Camilo Etchevarren,  el Secretario de FEBA, Sergio Zurzolo, y el Presidente de la Cámara de Industria y Comercio, Carlos González.